Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

  • MUEVE TUS PIES

    No le pidas al Señor que guíe tus pasos

    si no tienes intención de mover tus pies 

     

    Extraído de Blog Nuevos Tiempos

  • PARA NOSOTROS EL PRIMER MES

    a7971587f020a828d6ba338c79215104.jpgExodo 12:1-2
    Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:
    Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero
    en los meses del año.



    Sabemos que Dios rige los tiempos en su eterna sabiduría.
    Cuando leemos estos versículos quizás pasemos por alto que el pueblo de Israel recibió de parte de Dios la institución del primer mes del año en un momento por demás especial para ellos.
    Israel estaba esclavizado en Egipto. Un contexto totalmente adverso.  Las plagas hasta aquí fueron una demostración tremenda del poderío de Dios mas ellos no podían interpretarlo de esa manera ya que Faraón había endurecido su mano en su contra.

    En ese contexto de dolor, de decaimiento espiritual, de falta de fe, de incertidumbre Dios prepara el contexto para la liberación definitiva comenzando con estas palabras: “para vosotros será éste el primero de los meses del año”.

    Note que no dice en forma universal y absoluta “este será el primer mes del año” sino que dijo “para vosotros”, con estas palabras no solo instituye el primer mes de su calendario para siempre sino que además les señala el comienzo de un nuevo tiempo profético, ya no basado en un sistema de esclavitud y exigencias.
    Los introduce a una nueva dimensión espiritual, la del sacrificio redentivo por medio del derramamiento de sangre inocente que salva vidas.

    Querido lector, que has seguido este tiempo el blog, o quizás ahora estas leyéndolo por primera vez, quiero desearte esto de parte de Dios, y lo mejor para este año. Estamos a las puertas del primer mes de nuestro calendario, por analogía a lo que leímos podríamos pensar que Dios nos quiere introducir en ese tiempo y para ello nos saca de un yugo de agotamiento para llevarnos a un tiempo de redención, de gracia, de refrigerio y renuevo. De vida plena.

    El renueva su pacto para con nosotros, renovemos hoy nuestro pacto de obediencia incondicional hacia El.

    Sean todos muy bendecidos en el nombre del Señor Jesús.

    Gustavo Furnier 

    Publicado también en: http://almenoscambiemosalgo.wordpress.com  

  • ORACION

    DUTCH SHEETS en su libro "La oración intercesora" hace esta
    oración y la comparto con todos ustedes.

    0956179343728696c949f203f5f1bd5e.jpegPadre, necesitamos más comprensión — no más conocimiento.
    Tenemos tanto conocimiento que nos estamos confundiendo.
    Sí, e incluso en ocasiones somos cínicos debido
    a que nuestros conocimientos no siempre han dado resultados.
    De hecho, Padre, la Biblia muy a menudo parece
    contradecir nuestras experiencias. Necesitamos algunas
    respuestas. Necesitamos una unión de la teología y de la
    experiencia.

    Hemos sido animados por las historias de otros grandes
    guerreros de la oración —los Hydes, los David Brainerds,
    los Andrew Murray y los apóstol Pablo. Pero francamente
    Señor es un poco frustrante cuando nuestras oraciones no
    parecen dar resultado. Y también es intimidante porque jamás
    sabemos si alguna vez podremos orar dos o tres horas al día,
    como lo hacían estos grandes intercesores. Ahora necesitamos
    más que inspiración. Necesitamos respuestas.

    Así que, al igual que tus discípulos, Señor, nosotros decimos:
    "Enséñanos a orar". Sabemos que a menudo requiere
    de un arduo trabajo, pero ¿no puede ser también divertido?
    Sabemos que existirán fracasos, pero ¿y si nos dieras unos
    cuantos éxitos más? Ya sabemos que "andamos por fe, no
    por vista" (2 Corintios 5:7), pero ¿podríamos ver más victorias?...
    ¿más almas salvadas?... ¿más sanidades?

    Estamos cansados de cubrir nuestra ignorancia en túnicas de
    ciega obediencia y de llamarla espiritualidad. Estamos cansados
    de los ejercicios religiosos que nos hacen sentir mejor
    durante un rato, pero que dan poco fruto que permanezca.
    Estamos cansados de tener una forma de piedad sin poder.
    Ayúdanos, por favor. Oramos en el nombre de Jesús.

    Amén.


  • PERO... ¿QUIEN PECÓ?

    Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.
    Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?
    Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. 

    Juan 9:1-3


    38fb58b8f078246babe3d7316b2b0656.jpgDebemos reconocer que vivimos en una cultura cada vez mas supersticiosa, esto no nos asombra de ningún modo, pero que en muchos cristianos se observen estos mismos comportamientos si.

    Es común encontrar este tipo de reflexión que hicieron los discípulos dentro de la iglesia actual, y eso es lo que me preocupa.

    Preguntas como:
    ¿Por qué me pasa esto? ¿Habré hecho algo mal? ¿Qué habré omitido hacer? ¿Que habrá hecho?


    Las oímos y nos las formulamos con frecuencia, pero si ahondamos en el conocimiento de las escrituras sabremos que éstas definitivamente responden a un patrón de pensamiento que aún no ha sido redimido mas que a verdades bíblicas.

    ¿Debe un cristiano pensar de esta manera? ¿Acaso no existen las consecuencias por las malas acciones?

    Por supuesto que encontraremos corrientes dentro del cristianismo que defienden diferentes posturas, pero no podemos quedarnos con eso debemos tratar de llegar a la verdad.

    Cuando a Jesús le preguntaron ¿Por qué?, el prefirió mostrarles el “Para qué”.

    Y no me diga que esto no lo hemos escuchado, estoy seguro de que alguien, al menos una vez, nos lo ha dicho, pero por alguna incierta razón cuando estamos en medio de la lucha, en medio de la adversidad, cuando algo no ha salido bien volvemos una y otra vez a revisar el inventario buscando que es lo que hicimos mal para que tal cosa suceda.

    Si ésta misma pregunta se le formulara a algún "lider evangélico" en la actualidad quizás desencade un seminario intensivo sobre maldiciones generacionales, o un estudio exahustivo de Malaquías resaltando las diferencias entre diezmos, siembras y ofrendas.

    Pero, ¿Quién pecó este o sus padres?

    No pasa por allí la cuestión, la realidad es que Dios quería manifestar sus obras y en su soberanía preparó el escenario perfecto para hacerlo, en este caso particular escogió la vida de un ciego, hoy puede estar eligiendo nuestras vidas.

    ¿Era correcto pensar que el pecado propio o de sus padres podría derivar en su ceguera?, yo no lo sé y no me corresponde saberlo, tampoco hacer doctrina de esto.

    Pero es real que muchas veces impulsados por alguna enseñanza despiadada y carente de gracia busquemos cuales fueron las causas naturales que han despertado al gigante del mal que habita las profundidades del mundo espiritual.
    En cambio la simpleza de Jesús nos presenta a un Dios amoroso que intenta manifestar su maravilloso poder en la vida de un hombre, en este caso sanándolo, y la pregunta que se hace la gente en el Versículo 8 lo refleja claramente:

    ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? 

    No tenga temor, esta verdad no lo conduce a evadir las responsabilidades, ni lo guía al terreno del “todo vale”, alguien maduro no pensaría jamás de tal manera, mas bien, lo induce a expulsar de su vida cualquier vestigio de superstición, y lo lleva a buscar detrás de todas las cosas que nos suceden a Dios. Finalmente es El quien las permite.

    Por último dejeme decirle que hasta el mas incrédulo cuando está en medio de una dificultad piensa de esta manera, mas nosotros teniendo un Dios tan grande, tan bueno, tan misericordioso, tenemos que 
    evidenciar que no vivimos como hombres primitivos que temían que los dioses se enfadaran.

    Dios te bendiga y permita que "al menos cambie algo" en nuestro diario caminar con Cristo.

    Gustavo Furnier

     

    Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

    Romanos. 8:28

  • PESEBRE Y CRUZ

    a66d1e62f5d6610821ce11ad19e73362.jpgToda cultura autodenominada cristiana hace preparativos en este mes de Diciembre para rememorar el nacimiento de Jesús.  La iglesia no se encuentra ajena a toda la poesía que rodea esta fecha. Pero bien haríamos si en estos tiempos de plena reforma decidimos volvernos a la verdad.

    El nacimiento de Jesús además de ser un hecho histórico que dividió las épocas es el hito mas importante en el mundo espiritual, es Dios el que se revela al hombre tomando forma humana y sujetándose voluntariamente a sus mismas condiciones.  Fue el inicio del plan redentivo.  Como iglesia debemos optar si seguiremos mirando aquella foto estática del pesebre de paja o ahondaremos en la revelación que comenzó allí en Belén, que culminó en la cruz pero que aún hoy su efecto salvador sigue vigente.  

    Debiera llamar la atención de la iglesia que el relato del nacimiento de Jesús solo aparezca reflejado en los evangelios. No encontraremos a Pedro, a Pablo, ni siquiera a Juan relatando en sus cartas el nacimiento de Jesús. Antes bien, hallamos que Pablo relata su conversión en Hechos capítulo 9 hablando de un tremendo resplandor que le cambió rotundamente la vida, a Juan en Apocalipsis 1 contando mientras estaba en el espíritu pudo ver a uno semejante al Hijo del Hombre con detalles mas que estremecedores y a Pedro que en su primer discurso público hablando de aquel que fue prendido, crucificado, muerto y resucitado.

    ¿Por qué será que estos emblemáticos siervos de Dios no se hayan tomado un tiempo para relatarle a las iglesias el nacimiento de Jesús?

    No es correcto hacer conjeturas bajo el riesgo de tergiversar la Palabra, pero me temo que aquellos hombres habían tenido un encuentro tan tremendo con Cristo que ya no podían ver a aquel niño del pesebre.

    El espíritu de aquellos que han tenido ese encuentro personal con Cristo resucitado es conmovido por las marcas de la cruz mas que por la ternura del bebe recién nacido.  El incredulo Tomás jamás olvidaría el dia que metió sus dedos en los orificios de las manos de Jesús.
    Es que ellos saben que al niño todos desean tenerlo en sus brazos, mas al Cristo crucificado, sangrante, herido, despreciado solo un desconocido fue capaz de reclamar el cuerpo, alzarlo y llevarlo hasta aquel sepulcro.

    Del niño hablarán hasta los ateos, pero del Cristo crucificado solo aquellos que se han encontrado con el, los que han sido engendrados por Dios, (1ra Juan 5:1). Los depositarios de Su Espíritu (Gal. 4:6).

    La postal de aquel pesebre la veremos en todos los medios gráficos, porque es aceptada fácilmente por la sociedad pero la imagen de la cruz ofende.

    Este es el llamado iglesia, en este tiempo no puedes ni debes caer en la trampa dejarte enternecer por las imágenes que verás en los próximos días. El pesebre no es mas fuerte que la cruz. Deja que la historia la enseñen los que la han estudiado, pero tu has visto a Cristo, al que se ha revelado a ti, por favor no negocies el mensaje del evangelio, ¡Hay un Salvador!.

    Iglesia, es fácil estar a metros del pesebre y no reconocer quien es el niño, (unos magos vinieron de lejos al ver su estrella), pero si estuviste frente a Jesucristo resucitado manifestando su gloria y potestad ya no eres la misma. Porque el niño ha venido a ser el salvador del Mundo. El unigénito ha venido a ser el primogénito de muchos (Rom. 8:29)

    En esta navidad no te dejes engañar y apropiate de la verdad que de alguna manera intentó expresar el cantautor español Marcos Vidal:

    Nació como un bebé pequeño nada más,
    como uno de entre tantos que a la vida nacen ya.
    No ocurrió nada más, era un niño.
    Nació y ninguno pregunto si de mayor
    Él tendría gran poder para sanar,
    si andaría por el mar.
    Era un niño,
    nació y ninguno pregunto si iba a morir,
    si la gente algún lo iba odiar
    si sería el Redentor,
    si traería libertad.

    ¿Quién pensó que aquel niñito moriría en la cruz
    trayendo a nuestro mundo nueva aurora de luz
    y una nueva vida y una oportunidad
    de llegar al Padre una vez más?

    ¿Quién pensó que al tercer día iba a resucitar
    batiendo al infierno y al a muerte fatal,
    abriendo nuevos tiempos de felicidad
    Por amor, por amor a tí...

    Hoy nuestro mundo se ha olvidado de Jesús
    han cambiado su victoria por placer terrenal.
    De Su cruz queda ya un recuerdo
    vivir matar si es necesario alguna vez
    cortar la vida antes de que pueda aun nacer
    y del niño de Belén un recuerdo;
    jugar a ser una mejor generación
    marcharse si es posible del hogar sembrar
    odio y rencor, sin saber perdonar...

    Escucha en esta hora la Eterna verdad
    que el niño de Belén un día va a regresar
    y en Gloria en poder Él juzgará tanta maldad
    marcando frontera final
    y todo el universo le podrá contemplar
    y toda obra oculta a la luz nacerá
    Su iglesia marchará con Él a un nuevo lugar,
    un hogar, un dulce hogar que Él prepara ya..

     

    Gustavo Furnier 

  • LOS ASNOS DE TU "PADRE"

    45973d6ce5041aa2d4ec5d60fe2d540b.jpgY los hijos de Zibeón fueron Aja y Aná. Este Aná es el que descubrió manantiales en el desierto, cuando apacentaba los asnos de Zibeón su padre. (Génesis 36:24)


    Aná, padre de Aholibama esposa de Esaú no es una celebridad dentro de las páginas de la Biblia. Poco sabemos de el, pero llama la atención que junto a sus datos biográficos exista una breve reseña acerca de un extraño episodio.

    En este versículo Aná es reconocido por haber encontrado manantiales en el desierto mientras apacentaba los asnos de su padre.

    Podría ocupar un buen espacio en explicar lo que significa para una cultura hallar fuentes de agua potable, o en explicar las virtudes y defectos de los asnos, mas prefiero escribir acerca de los planes eternos de Dios para nuestras vidas.

    No creo que sea obra de la casualidad, en 1ra Samuel capitulo 9 es Saul quien fue detrás de unas asnas que se le perdieron a su padre Cis, y en este caso ese camino lo llevó hasta la casa de Samuel, profeta de Dios, quien lo ungió como rey de Israel por mandato Divino.

    Discierno que hay una tremenda enseñanza que tenemos que aprender de la relación entre un hombre y aquellos “burritos”.

    Aná los apacentaba, Saúl los buscaba, cierta vez Balaam lo oyó hablar y Jesús lo montó...

    Detrás de todas estas escenas hay una obra de Dios que está al punto de consumarse. Detrás de cada situación hay personas que cruzarán la línea y ya no volverán a ser las mismas. Cambios, mudanzas, propósito.

    A simple vista pareciera ser difícil tratar con estos animalitos con fuerte “animalidad”, por no decir “personalidad”, quizás tan difícil como tratar con cada una de las luchas que día a día tenemos que enfrentar.

    Pregúntate: ¿Con que asnos tuviste que lidiar últimamente?

    Sabemos que si hay algo que caracteriza a un asno es su terquedad, si quieres movilizarlo será aún peor, cambiarás el intento por una gran sensación de frustración.

    ¿Te sientes en medio de las adversidades como tirando de un asno?

    Imagino que Aná se habrá sentido de la misma manera, mientras un pastor de ovejas camina lentamente, les habla y ellas conocen su voz, al pastor de asnos solo le resta esperar a que ellos quieran caminar, aguardar a que se dignen a obedecer. Empujarlos nunca será una buena idea.

    Voy cerrando la idea con esto último. No estoy buscando alimentar falsas expectativas a nadie, esta enseñanza no es para tomarla como una generalidad, ni siquiera es la receta del éxito para el liderazgo de hoy, ¡No te equivoques!, tampoco intenta ser un mensaje motivacional de los que hoy están de moda, solo estoy en condiciones de afirmar que Dios tiene propósitos con tu vida y los cumplirá aunque tengas que enfrentar las adversidades mas absurdas, se que finalmente El se servirá de ti.

    Si hoy estás tratando con asnos no creas que vas camino al éxito (hablo en términos humanos), quizás al superar la prueba solo te toque hallar un manantial de aguas, conformate, alguien vendrá luego y edificará alrededor de tu hallazgo, quizás recibas la unción de rey, no puedo saberlo, en el caso de Jesús tuvo que morir, pero estemos seguros de algo, de una manera u otra el Señor dirá, ¡Misión cumplida!

     

    GUSTAVO FURNIER

  • LISONJAS

    Revisando las estadísticas del blog he notado que muchas busquedas se refieren a esta palabra, “Lisonjas”, por lo cual me he sentido motivado a ofrecer su significado, las palabras hebrea y griega que se utilizan en la Biblia y un ejemplo del uso de la palabra en el libro de Jeremías a modo ilustrativo, espero sea de utilidad.


    lisonja.

    (Del prov. lauzenja).


    1. f. Alabanza afectada, para ganar la voluntad de alguien.

    Real Academia Española © Todos los derechos reservados


    Enciclopedia Strong

    Antiguo Testamento (Proverbios 26:28)

    H2509
    kjalác; derivado de 2505; liso, suave (espec. de la lengua):-lampiño, lisonjero.


    Nuevo Testamento (1ra Tesalonisenses 2:5)

    G2850
    kolakeía; de un derivado de kólax (lisonjero); lisonja:-lisonjero.




    Jeremías 23:32
    He aquí, dice Jehová, yo estoy contra los que profetizan sueños mentirosos, y los cuentan, y hacen errar a mi pueblo con sus mentiras y con sus lisonjas, y yo no los envié ni les mandé; y ningún provecho hicieron a este pueblo, dice Jehová.