Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

  • COMPLEJIDAD

    COMO YA LES COMENTÉ ESTOY LEYENDO EL LIBRO "HUYENDO DE LA RAZON" ESCRITO POR A.W.TOZER

    COMPARTO CON LOS LECTORES UN PÁRRAFO DEL CAPITULO 1.   CREO YO QUE A PESAR DE HABERSE

    ESCRITO HACE ALGUNOS AÑOS TIENE UNA VIGENCIA TOTAL. 


    "Cada siglo tiene sus propias características.
    Actualmente estamos en una época de complejidad religiosa.
    Es muy raro encontrar la sencillez de Cristo.
    Esta ha sido reemplazada por planes, métodos, organizaciones
    y un mundo de actividades frenéticas que se llevan todo nuestro
    tiempo y atención, pero que no satisfacen los anhelos del alma.
    La escasa profundidad de nuestra experiencia, lo hueco de nuestro
    culto, y la manera servil como imitamos al mundo, todo indica el
    superficial conocimiento que tenemos de Dios. Y que es muy poco
    lo que sabemos acerca de su paz."

  • RASGANDO EL VELO

    b5d19e65baf08321b90e5c0ccbb7b08d.jpegEN SU  LIBRO, "LA BUSQUEDA DE DIOS" Cap. 3  A . W. TOZER 
    ESGRIME EL SIGUIENTE COMENTARIO  CON UNA ASOMBROSA CLARIDAD, AUTENTICIDAD Y ACTUALIDAD.

    POR FAVOR SI ESTAS INTERESADO EN ERRADICAR DE LA IGLESIA TODA HIPOCRESIA, TODA
    VANIDAD Y TODA EXALTACION HUMANA TIENES QUE LEER 
    NO SOLO ESTE FRAGMENTO, SINO 
    TODO EL LIBRO.  
    (¡CUANDO TERMINE DE LEERLO ESTARA DISPONIBLE 
    EN ESTE BLOG!)
     

    "Para ser específicos, estos pecados del ser interior son la justificación propia, la propia conmiseración, la autosuficiencia, la admiración de sí mismo y el amor propio. Y otra cantidad de pecados semejantes. Ellos están tan profundamente metidos en nuestra naturaleza, y son tan semejantes a nuestro modo de ser que es muy difícil verlos, hasta que la luz de Dios se enfoca sobre ellos. Las manifestaciones más groseras de estos pecados, egoísmo, exhibicionismo, auto alabanza, que exhiben aun grandes líderes cristianos, son toleradas en los círculos más ortodoxos, aunque parezca extraño que lo digamos. Muchas personas llegan hasta identificarlos con el evangelio. No es cinismo decir que dichas cualidades han llegado a ser requisito imprescindible para lograr popularidad y prestigio.

    La exaltación del individuo, más que la de Cristo, es tan común que a nadie le llama ya la atención.

    Podría suponerse que la correcta enseñanza de la depravación humana y la justificación en Cristo, nos librarían de estos feos pecados, pero no es así. El pecado del yoísmo es tan presuntuoso que puede medrar al lado mismo del altar. Puede ver morir a la sangrante Víctima, sin inmutarse en lo más mínimo. Puede defender con calor las doctrinas fundamentales y predicar con elocuencia la salvación por gracia, y sentirse halagado por estos esfuerzos. Hasta el mismo deseo de buscar a Dios parece servir para que el yoísmo se afirme y crezca.

    El "yo" es el velo opaco que nos oculta el rostro de Dios. Lo único que puede quitarlo es la experiencia espiritual, nunca la instrucción religiosa. Tratar de hacerlo así es como querer curar el cáncer con tratados de medicina. Antes que seamos librados de ese velo, Dios tiene que hacer una obra destructiva en nosotros.

    Tenemos que invitar a la cruz que haga su obra dentro de nosotros. Debemos poner nuestros pecados del "yo" personal delante de la cruz para que sean juzgados. Debemos estar dispuestos a sufrir cierta clase de sufrimientos, tales como los que sufrió Jesús cuando estuvo delante de Pilato.

    Tengamos en cuenta que al hablar de rasgar el velo, estamos usando una figura poética que es placentera, pero la experiencia real en sí nada tiene de agradable.

  • LA DANZA FRENETICA

    1ra Reyes 18
    (36) Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas.
    (37) Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.



    feb1cc115c156d11db29c88090e331dd.jpgLos profetas yacían exhaustos y totalmente ensangrentados. El culto había comenzado temprano y estuvieron hasta el mediodía saltando, danzando y flagelándose frenéticamente. A estas alturas ellos sabían que todo había sido en vano, su dios no se dignó a atenderlos.

    A la vista de algún despistado parecería que había descendido el fuego, es que conformaban la estampa perfecta de lo que muchos creen que sucede cuando la presencia de Dios desciende. Pero definitivamente no había sido así.  En ese culto hubo mucho “programa” pero nada de fuego.

    Entonces fue el turno de Elías, quien no movía un solo dedo por voluntad propia, ni rendía cuentas ante ninguna autoridad terrenal sino solo a Jehová. Un llamado bastó para congregar al pueblo, para desgracia de algunos motivadores contemporáneos tengo que decir que no fue su carisma ni su madera de líder, simplemente la gente esa tarde quería ver el fuego descender del cielo.

    El altar había quedado arruinado por la danza eufórica de los ochocientos cincuenta “showmans. Mucho se nos ha hablado de “restaurar el altar” pero ¿Quién lo arruinó?, porque no nos dicen nada acerca de quienes lo han destruido, porque aqui se habla del altar, y el altar es uno, el que fue arruinado. Elías para repararlo comenzó a poner las cosas en orden y una vez terminada la labor “Se acercó el profeta Elías y dijo:

    Que importante es saber que necesitamos acercarnos al altar con esta actitud, lea detenidamente, esta vez no hubo “show”, no hubo gritos, no hubo panderos, no hubo estandartes, ni nada espectacular, solo “se acercó y dijo”.

    Permítame expresar con otras palabras lo que Elías dijo:

    “Tu eres Dios y yo simplemente siervo, yo no podría por nada del mundo hacer descender fuego del cielo, solo manifiesta ante toda esta gente esto mismo, que solo Tu eres Dios y que tu mandas no yo.
    Respóndeme, no para ser yo exaltado, reconocido, aplaudido o celebrado, sino para que este pueblo conozca que TU eres el Dios y vuelvas sus corazones a ti...”

    Note que gran diferencia porque aunque parezca mentira esto es lo que está sucediendo hoy en la iglesia.
    Porque mientras hay cientos de ministros que están en la “danza frenética”, Dios está levantando a otros con el verdadero espíritu de Elías, ¿Quiénes son?, aquellos que saben que el hombre lo único que necesita es recuperar la relación con Dios. En los mas profundo de su corazón sabe que por un engaño la perdió y no quiere mas de eso. No quiere cultos interminables, no quiere hacerse evangélico, no quiere perder mas el tiempo con danzaderas inútiles, ni sacrificios dolorosos, ni siquiera seguir aplaudiendo los éxitos de pastores mediáticos.

    Porque la gente que será la protagonista de este nuevo tiempo de reforma lo será no por liderar una célula ni por hablar un lenguaje apostólico sino porque habrá restaurado su altar y el fuego a diario estará encendido.

    Dios está erradicando paulatinamente la mentalidad de asistente a cultos dominicales irracionales y está comenzando a hablarnos de un culto racional, aquel que nunca debió haberse extinguido, aquel que está basado en la comunión diaria con Dios y no en el “tengo que orar” o “tengo que leer la Biblia”, sino en una comunión al ciento por ciento.

    El culto personal de Elías duró tanto como lo que se demoró en expresar esas tremendas palabras vacías de egocentrismo mas llenas de humildad y casi está por demás decir que allí si hubo fuego.

    Termino con este fragmento tomado del libro “La Búsqueda de Dios” de A. W. TOZER escrito en 1948:

    “Nuestros dirigentes religiosos deben reconocer este ardiente deseo. El evangelismo de hoy en día parece haber levantado el altar y dividido el sacrificio en trozos, sin percatarse, quizá, que no hay fuego en la cumbre del monte Carmelo. Pero gracias a Dios porque hay algunos que se preocupan por ello. Son los que aman el altar, y se deleitan en el sacrificio, y no están conformes porque aún no ven descender el fuego. Lo que desean, por sobre todas las cosas, es la presencia de Dios. Más que ninguna otra cosa desean gustar de la "penetrante dulzura" del amor de Cristo, del cual escribieron los profetas y can-taron los salmistas.”


    Que Dios Bendiga a su pueblo.

    Gustavo Furnier

  • HUMANISMO (3)

    Según lo expresa Francis A. Schaeffer en su libro "Huyendo de la Razón", (el cual acabo de leer), existen dos clases de humanismo. 


    1) Cualquier filosofía, o sistema de pensamiento, que empieza con el hombre solo y que trata de hallar un sentido unificado a la vida

    2) Esa parte del pensamiento humanista, en el sentido expresado en 1), que enfatiza la esperanza de un futuro optimista para la humanidad (cf. Francis A. Schaeffer, LA FE DE LOS HUMANISTAS).

     

    Puedes bajar el libro desde aqui  

  • ¿POR QUE PONEIS LOS OJOS EN NOSOTROS?

     

    Hechos 3:11 “Y teniendo asidos a Pedro y a Juan el cojo que había sido sanado, todo el pueblo atónito, concurrió
    a ellos al pórtico que se llama Salomón. Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿O por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder y piedad, hubiésemos hecho andar a este?


    La Iglesia comenzaba a formarse y por lo tanto no había que dejar ningún detalle librado al azar.
    Ya desde entonces, ante las señales y maravillas que se hacían - éstas sí en el nombre de nuestro Señor Jesucristo había quienes ponían los ojos en el bisturí y no en el cirujano. O sea, que se creía que la obra era producida por el instrumento y no por el que usaba el instrumento.
    Quizás no es que se lo creía tan así, pero sí despertaba cierta fascinación por parte de los que sólo buscan líderes espirituales.
    49145ccfc1146e35471dca0643f208a9.jpgPor esta causa vemos tantas personas que se suman a nuevas sectas y todo aquello que conlleva a lo sobrenatural.
    De esta misma forma lo sectario comienza a implantarse dentro de nuestras congregaciones, cuando los feligreses comienzan a creer que sus líderes poseen atributos especiales, o poderes especiales, o ciertas virtudes para ser quienes son, para hacer milagros, o para desnudar el corazón de las personas.
    Sin embargo todavía ahí estamos a tiempo de corregir este tipo de mentalidad idolátrica hacia las mismas personas.
    Siempre que aparezca un Pedro que deteste que se pongan los ojos en él, habrá posibilidades de revertir la sectarización de la fe. Para ello, uno tiene que estar librado de sus propias virtudes, de sus propios poderes, o certezas de su espiritualidad.

    A partir del momento en que éste guía - ejerce el cargo que ejerza - no se despoja de su propio ego, y comienza a tener como beneficio el ser admirado por sus fieles, el ser elogiado, el ser reconocido, y ser engrandecido…, a partir de ese momento ya se ha implantado la sectarización o dogmatización de la fe.
    De pronto la única voz que se puede oír ya no es la del Buen Pastor, sino la del “pastor”. De pronto aparece la figura del líder irreprochable, inalcanzable, intocable y hasta inmutable. Es hora que dejemos de creer que todo lo que ocurre a nuestro alrededor es por causa de nuestra presencia, por causa de nuestra virtud, por causa de nuestro entendimiento o gran espiritualidad.

    Ningún varón o mujer de Dios busca ser el centro de la atención, sino que busca y exhorta a que el centro de la atención sea aquel que es el dador de la Vida.

    Estos pensamientos me los compartió un hermano fiel de la provincia de Tucumán pero el artículo fue publicado por Maximiliano Ayala en el blog: lomismodesiempreno.blogspot.com

    Link original: http://lomismodesiempreno.blogspot.com/2007/07/por-que-ponen-los-ojos-en-nosotros.html

  • HUYENDO DE LA RAZON

    Libro: Huyendo de la razón
    por Francis August Schaeffer

    Descripción: El hombre ha muerto. Dios ha muerto. La vida náusea, una mera existencia ausente de todo significado, que hace del hombre un simple diente de un engranaje perdido en una inmensa máquina irracional. La única vía de escape está en alcanzar un éxtasis de fantasía a través de las drogas, el desenfreno sexual, la “experiencia final” elusiva, el absurdo y la locura…

    167a4e7e273895bded2fe893802c1a46.jpegEsa fue la mentalidad dominante en el mundo occidental a lo largo de la segunda mitad del siglo XX. Ahora la pregunta es: ¿cómo llegamos a ella? Y el reto que tenemos delante: ¿cómo superar esta herencia y conseguir que la fe cristiana adquiera un sentido relevante en la sociedad del siglo XXI?

    Francis Schaeffer describe en el presente libro como la filosofía y el arte se han visto afectados por el dualismo, que ha dominado el pensamiento occidental a partir del Renacimiento.

    Explica como ese dualismo, que conduce a un escapismo de la racionalidad a la irracionalidad, se halla presente en la literatura, en el arte, en la música, el cine, el teatro, la televisión y cualquier otra manifestación de la cultura popular. Y plantea con claridad y firmeza cual ha de ser la postura cristiana al respecto.

     

     PARA BAJAR EL LIBRO HACER CLICK AQUI.

    Francis Schaeffer - Huyendo de la Razon.zip 

  • HUMANISMO (2)

    5f2379c8e28afa2d8731c115b898fe74.jpgEstoy leyendo un libro que hasta aquí me parece mas que 
    interesante.  
    Aborda inteligentemente el tema del humanismo infiltrado 
    en el cristianismo, desde los tiempos del Renacimiento.

    El libro se titula: 
    "Huyendo de la Razón"

    Escrito por:
     Francis A. Schaeffer  (Barcelona 1969)


    Aquí transcribo un fragmento que me pareció bien interesante:


    "En el pensamiento reformado tenemos, pues, un hombre que es
    alguien.
    Mas, al mismo tiempo, se trata de un hombre que se ha rebelado:
    y se ha rebelado realmente; no es la suya una «contestación»
    para «hacer teatro». Ahora bien, por cuanto es un ser no
    programado y se ha rebelado realmente, tiene verdadera
    responsabilidad moral.
    Es éticamente culpable. Y de ahí que los reformadores
    comprendieran algo más. Tenían una comprensión bíblica de la
    obra de Cristo.
    Entendieron que Jesucristo murió en la cruz como sustituto y como
    propiciación para salvar a los hombres de su culpa verdadera.
    Hemos de comprenderlo bien: tan pronto como comenzamos
    a minimizar el concepto bíblico de la culpa moral auténtica, bien
    sea mediante contemporizaciones psicológicas, o teológicas
    o de cualquier otra clase, nuestras opiniones sobre la obra de
    Jesús no serán ya más bíblicas.

    Cristo murió por un hombre que tenía verdadera culpa moral, por
    cuanto había hecho una elección real y verdadera."

  • CRISTIANOS

    QUIERES OIR ESTA HERMOSA CANCION.
    PERTENECE A MARCOS VIDAL.  LA PUEDES ENCONTRAR EN EL CD "POR LA VIDA".
    AQUI LA LETRA Y MAS ABAJO PUEDES ESCUCHARLA. 

    Antes les llamaban nazarenos, después cristianos
    Hoy no saben ya cómo llamar a cada grupo, Hay tantos....
    Antes al mirarles se decían: ¡Ved cómo se aman!,
    Hoy al contemplarles se repiten: ¡Ved cómo se separan!
    ¿Quién sabrá quien de ellos tiene la verdad?...

    Cómo ha conseguido el enemigo robarnos el terreno,
    Hemos comenzado a hacer murallas, Olvidando lo primero.
    Que no hay cristianismo verdadero detrás de una careta,
    Si no reflejamos a Jesús, perdemos nuestra meta.
    Que él que sirve a los demás es el mayor,
    Que el sermón del monte aún está en vigor,
    Que aún existe el buen ejemplo,
    Y la humildad de corazón
    y que no hay vida ni hay iglesia si no hay perdón.

    Ojalá el Maestro pueda decir como dijera hace años:
    'No lloréis, sólo duerme, no está muerta'.
    ¿Qué te pasa, iglesia amada, que no reaccionas,
    Sólo a veces te emocionas, y no acabas de cambiar?
    Antes tenían todo en común y oraban en la noche.
    Hoy compiten por saber quién tiene,
    Mejor casa y mejor coche.

    Antes morían abrazados en la arena del circo romano,
    Hoy discuten si al orar hay que alzar o no las manos.
    Unos creen en profecías y otros no,
    Unos predican la fe y otros el amor,
    Uno habla en lenguas y otro presume de virtud
    Y el mundo muere, muere, muere sin ver la luz.

    Ojala el Maestro pueda decir como dijera hace años:
    'No lloréis, sólo duerme, no está muerta'.
    ¿Qué te pasa, iglesia amada, que no reaccionas,
    Sólo a veces te emocionas y no acabas de cambiar?

    Jesús se levantó de la muerte,
    ¿y acaso a ti no habrá quien te despierte?...