Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

  • SANTIDAD Y UNCIÓN

    En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza.
    Eclesiastes 9:8

    Esta es la palabra que Dios me dió en esta semana. Es fuerte, no menos que otras, pero tambien es contundente.

    Vestidos Blancos en todo tiempo. Sabemos que "blanco" es sinónimo de santidad y ya hemos hablado de lo que significa la palabra TODO en boca de Dios... TODO es una palabra eterna, y cuando Dios pronuncia esta palabra en este versículo no está dejando abierta la posibilidad de que algun área no este "santificada", TODO es TODO asi como cuando decimos que TODAS las promesas de Dios son si y amen, tambien todos los requerimientos de Dios son ABSOLUTOS.

    Ayer hablabamos de que "Sin santidad nadie verá al Señor".... "y nadie es nadie"... no hay lugar para apelar a la misericordia de Dios ni a su gracia... cuando llegue ese momento, será tarde.

    Esta palabra sobre todo es para los que conocen al Señor pero que hoy permanecen en un estado de inacción, escondidos entre el tumulto y el ruido que generan algunos circulos cristianos: dejame decirte que tus conocimientos de Dios no servirán cuando llegue el momento de ver su rostro... el solo quiere ver tus vestidos ... esta semana nos hablaban que la santidad no es algo que solo provenga de Dios mientras nosotros la pedimos, sino que la santidad es algo que debemos buscarla y lograrla cada dia.

    Tus amistades ensucian tus vestidos, tus palabras, tus pensamientos, tus deseos, tu música, tu tele... y la lista es aumenta cada día.

    Ayer escuchábamos que hay congregaciones, (no se si llamarlas iglesia), en las que ni el pastor verá a Dios.

    Es Fuerte ¿no?

    ¿Pero que me importa si mi pastor no verá al Señor? Yo si quiero ver al Señor!

    Por lo tanto "Sean Blancos tus vestidos en todo tiempo".

    En segundo lugar dice el versiculo: y nunca falte ungüento sobre tu cabeza.

    Ungüento es unción. Y la unción es la habilitación para operar, es tu matricula habilitante.

    En esta parte tambien utiliza una palabra eterna "NUNCA", en boca de Dios nunca es nunca... conozco cantidad de gente y me conozco a mi mismo y se que unas cuantas veces dije la palabra "nunca" pero en realidad no ha sido tan real, ese "nunca" se transformó en "a veces" y poco a poco en "siempre"...

    "Nunca falte unción" es tan determinante y categorico que no deja lugar a dudas de que no basta la elocuencia, ni es tan importante cuan carismatico seas, si no tenés unción estas faltando a la segunda parte de los requerimientos Divinos esbozados en este versiculo.

    ¿Hace mucho tiempo que no te hablaban de Santidad y Unción?

    Nunca es tarde para que vuelvas a escuchar lo que realmente Dios pide... en medio de tantos mensajes de "éxitos baratos" y entre tantos "adivinos de feria", mientras unos te dicen que saques fuerzas de adentro tuyo y otros te han impulsado a que te abras tanto en tu mentalidad que ahora ya casi pensas como los del mundo tambien está la voz de Dios que aún resuena... "la amistad con el mundo es enemistad contra Dios".

    ¡Que bueno sería declarar que este es un tiempo de santificación...!

    En lo personal yo voy a usar esta semana para buscar como nunca la santidad.

    Gustavo Furnier

     

  • LOS PATOS

    medium_jl_des11_9-patos.jpgEl filósofo del siglo XIX, Soren Kierkegaard, una vez narró una historia acerca de una aldea habitada por patos.

    Los domingos, los patos caminaban por la calle, desde su casa hasta llegar a la iglesia. Llegaban al templo y se sentaban en su banca favorita. El coro de patos entraba, y el "pato pastor" subía al pulpito, abría la Biblia, y les decía:

    "¡Patos! Dios les ha dado alas. Con esas alas pueden volar. Alas con las que pueden levantar el vuelo ¡como las águilas!
    ¡Las paredes no los pueden retener!
    ¡Ninguna cerca los puede detener!
    ¡Ustedes tienen alas!
    ¡Dios les ha dado alas y ustedes pueden volar como pájaros!".

    Emocionados, todos los patos gritaron:

    "¡Amén!". Y se fueron caminando a casa.

  • MAS QUE UN NOMBRE

    En nuestra sociedad occidental los nombres poco significan. No son más que una etiqueta para identificar a las personas. Y en general no sabemos lo que significa cada nombre. Hace cuatro siglos Shakespeare ya escribió la famosa frase: “¿Qué hay en un nombre?” y, en las líneas que siguen, el genio de la literatura inglesa aporta su punto de vista al respecto, afirmando que a una rosa, podemos darle cualquier nombre, pero seguirá siendo la fragante flor.


     
    En la antigüedad, sin embargo ¡esto era diferente! Plautus, poeta romano, acuñó la conocida locución latina de Nomen est omen, que significa ‘el nombre es un signo o profecía’ entendiendo que no tan sólo cada nombre se ajusta a las características de cada persona en particular, sino que esa persona está predestinada a vivir de acuerdo con él.


    Una afirmación que, se ajusta plenamente a la tradición oriental. En la sociedad hebrea de los tiempos bíblicos, los padres elegían cuidadosa y deliberadamente del nombre que habían de llevar sus hijos, y la mayoría de los nombres hebreos tienen un significado que concuerda con la vida y hechos de la persona que lo ostenta. No es descabellado, por tanto, pensar que el Espíritu de Dios los guiaba al hacer esta elección, puesto que en muchos casos los nombres elegidos tenían un significado profético.


    Algunos nombres hebreos reflejan las características físicas, o el carácter de la persona (ej. Esaú- velludo; Nabal-insensato). Otros se refieren a las circunstancias de su nacimiento (Moisés-sacado de las aguas). Algunas veces expresan una expectativa (Shear Tashub-un remanente volverá). Incluso algunos nombres sufrían cambios después de un incidente particular (Jacob-engañador, se convirtió en Israel-príncipe de Dios -después de haber luchado con el ángel en Peniel).


    No tan solo es fascinante sino que también muy útil para escudriñar la nomenclatura bíblica. ¡Muchas veces el nombre de su protagonista es la clave para comprender una determinada historia! Y si esto es así con los nombres bíblicos de personas, cuánto más en lo que se refiere a los nombres del Dios encarnado, de nuestro Salvador y Señor.


    Gerrit Vink
    en Mucho más que un nombre
    editado por CLIE

  • LA PRUEBA MAS SEGURA DE AVIVAMIENTO

    En un alma, iglesia o ciudad es un deseo profundo de la Palabra de Dios. Los cristianos descarriados no
    quieren oír la Palabra, pues les aburre. Lo que quieren es diversión. Los predicadores descarriados no predican mucho de la Palabra de Dios; al contrario dan sermones cortos. No predican la ley porque eso produce convicción y sacude la iglesia. Hace que los transigentes se retuerzan. Donde obra el Espíritu Santo, la gente de las bancas clama por la Palabra.

    (Fragmento extraído del Cap. 3 de "Exhortación a la Iglesia" de David Wilkerson, Ed. Vida)

    Tomado de: http://lomismodesiempreno.blogspot.com/

  • ¿QUE TENGO QUE DECIR?

    Voz que decía: Da voces. Y yo respondí:
    ¿Qué tengo que decir a voces?
    Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo.
    Isaías 40:1-11

  • ABRAMOS LA MENTE A LAS POSIBILIDADES DE DIOS

    Yo me crié en una confesión particular que intenta mantener viva una unción antigua, edificando toda la confesión sobre la creencia de que hay sólo un modo de demostrar que se está lleno del Espíritu.
    Sin embargo, esta creencia no puede ser correcta, porque yo veo a gente que no pertenece a aquella confesión que oran por los enfermos, y éstos son sanados. Si aquellas personas de fe no están realmente llenas del Espíritu, ¿quién sanó a los enfermos? ¿El diablo?

    ¿Cómo se sabe si se está intentando mantener viva una unción antigua?
    Simplemente se nota cuando uno descubre que piensa que ha ido tan lejos en el Espíritu como se puede ir. Si un individuo ha caído en esta trampa, supone cosas como: "No hay un plano más alto que el estoy yo ahora. ¡Esta es la personificación misma de lo que Dios puede hacer! ¡Yo soy el ejemplo primario de la vida cristiana perfecta!"

    Algo que acaba con el avivamiento
    Todos los avivamientos terminan a causa de esta creencia. Es sutil, pero una vez implantada, es difícil de desarraigar. "¡Esto es la personificación de lo que Dios puede hacer!" es algo que está arraigado en dos cosas: una perspectiva mental estrecha, que cree firmemente que Dios puede ser contenido, y orgullo. En vez de esto, cuando experimentamos grandes cosas en Dios debemos decir: "¡Esto es sólo el umbral de toda una nueva aventura en lo que Dios quiere hacer!"

    Como podemos dar paso a la aventura
    Tenemos que cambiar nuestro modo de pensar. Debemos dejar de limitar a Dios. Sí, esta podría ser la experiencia más grande que hemos tenido, pero seguro que no es todo lo que Dios puede hacer.
    Sin embargo, a cada uno de nosotros nos cuesta reconocer esto, y algunos grandes hombres y mujeres de Dios han edificado confesiones sobre lo que ellos creían era la raíz del cristianismo. Cuando tenemos este modo de pensar y Dios va más allá de las fronteras que nosotros hemos colocado, no avanzamos en Su plan porque estamos
    intentando mantener viva una unción rancia. Al hacer esto, asentimos con los fariseos: "El odre viejo es lo suficientemente bueno. ¿Se supone que esto es vino nuevo? ¡No puede ser! ¡Es demasiado agrio para ser verdadero vino! ¡No es tan dulce como el que tenemos!"

    Esto le puede pasar a cualquiera. Podría pasar en mi iglesia, y podría pasar en la suya. Dios podría mover y nosotros pensaríamos:

    "Esto es todo lo que hay. Hasta aquí hemos llegado".

    Yo no quiero que Dios se mueva en mi iglesia y nosotros digamos:
    "¡Hemos llegado!" ¡No quiero que esto ocurra!
    Oro para que Dios se mueva, y también estoy orando para que tengamos el corazón y la cabeza para no decir: "Esto es lo que hay. Todo el mundo debiera venir aquí porque nosotros lo tenemos y nadie más lo tiene". ¡Qué tragedia sería!

    Dejemos de subestimar a Dios
    Sea lo que sea que Dios decida hacer en mi vida y en la suya, será en el umbral—y solamente el umbral— ¡de lo que Él podría hacer! Es el punto de entrada. Lo que Él haga en el futuro dependerá de cómo nosotros respondamos. No queremos subestimarle porque creímos que ya teníamos lo mejor.
    Por otro lado, desde un punto de vista un poco distinto, cuando usted esté teniendo su tiempo quieto de oración con Jesús, no suponga que has ido tan lejos como puede ir. Dios es siempre mucho más, y no importa cuán lejos vayamos en Él – los caminos que viajamos, las alturas que alcancemos—sólo habremos rasgado la superficie. Y ésta es la verdadera aventura.

    John Paul Jackson
    Streams Ministries
    Email: information@streamsministries.com


    Extraído de La Lista de Elías

  • NO PIENSO EMITIR UN SOLO COMENTARIO SOBRE ESTO

    ESTE POST FUE ELIMINADO ASI COMO LOS COMENTARIOS 

    RELACIONADOS.

    EN VISTA DE QUE SE HIZO MASIVA SU CONCURRENCIA 
    Y ESTO HA PROVOCADO DISCUSIONES POCO RAZONABLES
    LOS HE ELIMINADO.

    DE TODOS MODOS PIDO PERDON SI HE OFENDIDO 
    A ALGUIEN CON LOS MISMOS.

    LA  INTENCION SIEMPRE FUE DEBATIR ALGUNOS
    PUNTOS QUE NO ESTABAN DEL TODO
    CLAROS.

    NO GUARDO NADA EN CONTRA DE LOS PASTORES 
    ACTUALES Y DE LAS TECNICAS QUE UTILIZAN.

    DEBEMOS COMPRENDER MAS QUE NUNCA QUE 
    SI ALGUIEN REPRUEBA UN PUNTO DE VISTA MIO
    NO ME ESTÁ REPROBANDO A MI.

    ALGUNOS DIJERON QUE YO DEFENESTRE A CIERTO
    PASTOR, CUANDO EN REALIDAD LO UNICO QUE 
    HICE FUE PUBLICAR UNA NOTA SUYA Y OPINAR
    ACERCA DE LO DICHO. 

    CREO QUE NO COMPARTIR PUNTOS DE VISTA NO 
    NECESARIAMENTE DEBE CONVERTIR A LAS
    PERSONAS EN OPOSITORAS (HABLO DEL CUERPO
    DE CRISTO). 

    POR OTRA PARTE ESTE POST NO ES EL BLOG COMO
    ALGUNO SUGIRIÓ, EL BLOG ESTÁ COMPUESTO
    POR MUCHISIMOS ARTICULOS MAS QUE SEGURO
    TE EDIFICARÁN.


    MUCHAS GRACIAS

  • INCOHERENCIAS

    medium_la-esclavitud-en-roma.gifGénesis 29
    (25) Venida la mañana, he aquí que era Lea; y Jacob dijo a Labán: ¿Qué es esto que me has hecho? ¿No te he servido por Raquel? ¿Por qué, pues, me has engañado?
    (26) Y Labán respondió: No se hace así en nuestro lugar, que se dé la menor antes de la mayor.
    (27) Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hagas conmigo otros siete años.
    (28) E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla; y él le dio a Raquel su hija por mujer.


    No puedo saber cuantas veces usted escuchó acerca de esta historia de la Palabra de Dios. Tampoco se cuantas veces a usted le han enseñado que Jacob trabajó en total 14 años para su suegro Labán, de los cuales 7 fueron para recibir a Lea y otros 7 años por Raquel, la mujer de sus sueños.

    Pero ¿Cuántas veces le han dicho que Jacob sirvió 7 años mas por Raquel pero que en realidad ésta le fue entregada apenas una semana después de Lea?

    Voy a ser mas claro. Jacob se casó y luego de la fiesta se retiró a tener intimidad con su esposa, y allí notó que no era Raquel aquella mujer sino Lea, la hija mayor de Labán. Ante su legítimo reclamo se le prometió que cumplida la semana se le entregaría también Raquel (¡dos casamientos en un breve tiempo!).

    Ahora, piense conmigo, si Raquel representa la bendición para la vida de Jacob, si Raquel es símbolo de aquello que le pedimos a Dios y que llegado el momento el nos lo concede... Entonces, ¿Puede una persona ser bendecida por Dios y aún seguir en servidumbre?... de acuerdo a esta historia podemos afirmarlo... Por supuesto que si, porque la bendición no es evidencia de la libertad. ¿Acaso no sabemos que Dios también hace salir el sol sobre justos e injustos?

    Y con esto quisiera hacer un llamado de atención, sobre todo para aquellos que haciendo alarde de las bendiciones recibidas tratan de posicionarse en mayores niveles de espiritualidad, transmitiendo de alguna manera el mensaje: “si soy bendecido por algo será”... déjeme decirle que Jacob obtuvo esa bendición (Raquel) mas tuvo que seguir trabajando para el “sistema opresor” otros siete años y déjeme decirle que salir de ese sistema le costó muchísimo, porque si fuese por su suegro, Jacob hubiese muerto sirviéndole en esa tierra...

    ¿Jacob fue bendecido? Por supuesto que si. Y esto para mi representa una gran incoherencia espiritual porque creo que no deberíamos descansar si hemos recibido alguna bendición, antes bien tendríamos que reconocer si aún hay áreas de nuestra vida que permanecen en servidumbre al sistema de pecado, y esto es sobre todos para aquellos que hoy son referentes del pueblo de Dios, llamense pastores, apostoles, maestros, evangelistas o profetas, porque si vamos al caso Jacob pronto ejercería como “Príncipe de Dios”.

    Gustavo Furnier