Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

  • LA ACTITUD DEL CRISTIANO HOY

    medium_artemoderno.png¿Cuál ha de ser la actitud y el llamamiento del cristiano en el mundo de hoy? ¿Podemos de verdad participar plenamente en su arte, sus obras, su literatura, filosofía y actividad revolucionaria? ¿Podemos ser de nuestro tiempo en este sentido?


    El mundo ha cambiado en las últimas décadas. Hemos visto como se derrumbaba una cultura. De manera creciente nos vemos viviendo en un mundo postcristiano y hasta posthumanista, un mundo neopagano que es nihilista, anarquista o místico. Sin embargo, independientemente del nombre que demos a nuestra era, debe estar claro que cada día nos acercamos más a la situación de los primeros cristianos.


    ¿Cuál es nuestro llamamiento? Por supuesto, cada uno de nosotros tiene el llamamiento de ser cristiano y de vivir como tal, con esto en mente debemos:


    En primer lugar defender la libertad. Pero entendiendo que la libertad no tiene una sola cara, como algunos parecen pretender. Con amor y responsabilidad, debemos estar vigilantes para que la libertad de unos no ultraje la libertad de otros; para que nadie pierda su derecho personal de elección ni sea privado de su libertad interior.


    Debemos defender también la humanidad. La personalidad es un gran don y debemos enfrentarnos a las fuerzas que tratan de eliminarla haciendo que la gente comparta un mismo criterio uniforme para ser «normal» o transformar a los seres humanos en un código de ordenador o engranajes de una gran máquina.


    Finalmente, nuestro llamamiento también es a ser críticos de nuestro tiempo. Responder a nuestro llamamiento hoy significa no tener miedo a mostrar que somos cristianos; no sólo diciendo que hemos sido salvados por Cristo, sino también con nuestras ideas, con nuestra forma de vida, con nuestro análisis de cada situación. Ser cristiano significa ser radical, volver a las raíces, al mismo fundamento que es Cristo.



    H. R. Rookmaaker
    en El arte moderno
    y la muerte de una cultura
    editado por CLIE

  • JUSTINO MARTIR

    Escuchad ahora, nobles gobernantes de Roma, como Dios, por el Espíritu profético, anunció como futuras las cosas que eran increíbles y parecían imposibles a los hombres, para que cuando sucediesen no se les negase crédito, antes al contrario, fueran creídas porque estaban profetizadas.


    Isaías predijo con palabras expresas que Jesús había de nacer de una virgen, diciendo:



    «He aquí que una virgen concebirá en su seno y dará luz a un hijo y llamarán su nombre Dios con nosotros»
    (Is. 7:14).


    Y para que algunos de vosotros, entendiendo mal esta profecía, no nos aleguen que también Júpiter se acercó a muchas mujeres con propósitos libidinosos, aclararemos que la profecía significa que había de concebir sin unión carnal. La virtud de Dios, que vino sobre la virgen, le dio sombra e hizo que concibiera sin dejar de ser virgen. Pues el ángel de Dios que entonces fue enviado a la misma virgen le anunció la alegre nueva con estas palabras:



    «He aquí que concebirás en tu seno por obra del Espíritu Santo y darás a luz un hijo y será llamado Hijo del Altísimo y llamarás su nombre Jesús. Porque Él salvará a su pueblo de los pecados»
    (Lc. 1:32).



    Escuchad cómo otro profeta, llamado Miqueas, anunció también dónde había de nacer. Así dijo en efecto:



    «Y tú Belén, tierra de Judá, de ninguna manera eres la más pequeña entre las principales de Judá, porque de ti ha de salir el jefe que rija a mi pueblo»
    (Mi. 5:2).



    Hay pues, en efecto, en tierra de los Judíos, un pueblo que dista treinta y cinco estadios de Jerusalén. Allí nació Jesucristo, como podéis comprobar vosotros mismos por las descripciones del censo que hicieron bajo Cirino, vuestro primer procurador en la Judea.




    Justino Mártir,
    filósofo cristiano del siglo II
    en su Apología
    incluida en la obra
    Lo mejor de Justino Mártir
    editada por CLIE

  • MARTIN LUTHER KING

    medium_Luther_King_1963-FD.jpgEste es un fragmento de su mas reconocido discurso leído en las gradas del Lincoln Memorial durante la histórica Marcha en Washington  el 28 de Agosto de 1963.


    Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".

    Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.

    Sueño que un día, incluso el estado de Misisipí, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.

    Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.

    ¡Hoy tengo un sueño!

    Sueño que un día, el estado de Alabama cuyo gobernador escupe frases de interposición entre las razas y anulación de los negros, se convierta en un sitio donde los niños y niñas negras, puedan unir sus manos con las de los niños y niñas blancas y caminar unidos, como hermanos y hermanas.

    ¡Hoy tengo un sueño!

    Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.

    fuente:http://buscabiografias.com
    http://www.nps.gov


  • VOLVER A LA PALABRA

    1ra Timoteo 4:13
    Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

    "Ocúpate en la Lectura": en este versículo de la carta a Timoteo, el Apostol Pablo utiliza la
    palabra griega anagnosis (anaginosko) para referirse a la lectura y por extensión esta palabra
    podría significar tambien "aprender de nuevo" ya que el prefijo griego "ana" en muchos casos se
    utiliza para decir "de nuevo".

    medium_Biblia_texto.jpg¿Pero que es lo que nos interesa rescatar de este sabio consejo que le da Pablo al jóven Timoteo?

    La preponderancia que le da a la lectura, obviamente de la Palabra de Dios.

    Pablo considerado como un perito-arquitecto en las cuestiones de la fe, sabía que para poder afirmar
    una cosa era necesario echar un buen fundamento, y si prestamos atención, a la lectura le siguen
    "la exhortación y la enseñanza" por lo que podemos comprender entonces que es en ese orden que se deben
    dar las cosas.
    No existirá la exhortación si la misma no esta basada en la lectura de la Palabra, mucho menos la enseñanza.

    Es obvio y básico lo que estoy compartiendo pero creeme que por eso no es menos importante.

    La lectura da la base solida para proceder a la exhortacion y la enseñanza.

    En un tiempo donde los libros cristianos con titulos cada vez mas originales y mas "luminosos" llenan
    los estantes de las librerias y por ende las bibliotecas de los fieles cabe preguntarnos si nosotros somos lo
    suficientemente buenos lectores del mejor de los libros, la Biblia. Porque mientras el resto de los libros siguen
    inclinándose reverencialmente hacia la interpretación y la vivencia de sus escritores, la Biblia permanece alli, en
    un campo neutral a la espera de los lectores hambrientos, de los investigadores críticos, de los escudriñadores
    perseverantes que extraerán la sustancia, es decir, los misterios que ella encierra y que estan listos para
    ser revelados a los hijos de Dios.


    Porque cuando necesites ESA palabra no te servirán los libros testimoniales que hayas leído ni te será útil lo que
    que haya vivido algún escritor de reputación, sino que indefectiblemente necesitarás de aquello que hayas leído, aprendido y se te haya revelado de Aquel que es mas que un escritor, es tu Creador.


    Recurramos a los libros, pero no si antes no hemos desarrollado un buen hábito de lectura de la Biblia.
    De lo contrario podremos ser confundidos, adoptaremos conceptos que nunca elaboramos, seremos presa de hombres de gran elocuencia, y lo peor nuestra vida espiritual seguira dependiendo de la revelación que tengan otros hombres.

    Es urgente iglesia, volvamos a la Palabra.

    Gustavo Furnier

  • ENEMIGO

    ¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?

    EL APOSTOL PABLO EN SU
    CARTA A LOS GALATAS 4:16