Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

Mis Articulos - Page 3

  • MIMETIZACION

    1ra Corintios 9:19-23

    Por lo cual, siendo libre de todos,
    me he hecho siervo de todos para
    ganar a mayor número.
    Me he hecho a los judíos como judío,
    para ganar a los judíos;
    a los que están sujetos a la ley
    (aunque yo no esté sujeto a la ley)
    como sujeto a la ley,
    para ganar a los que están sujetos
    a la ley; a los que están sin ley, como
    si yo estuviera sin ley (no estando yo
    sin ley de Dios, sino bajo la ley de
    Cristo), para ganar a los que están
    sin ley.
    Me he hecho débil a los débiles, para
    ganar a los débiles; a todos me he
    hecho de todo, para que de todos
    modos salve a algunos.
    Y esto hago por causa del evangelio,
    para hacerme copartícipe de él.

    camaleon.jpegPretender utilizar estas palabras de Pablo para justificar nuestra conducta mundana es realmente otra muestra de que tan bajo hemos caído los cristianos.

    Comportarme como lo hace el mundo con la excusa de que lo estoy ganando para Cristo es un engaño que cada vez atrapa a mas personas y sobre todo a los jóvenes.

    Pensar que alguien se van a sentir mas a gusto con los cristianos si nos comportamos como ellos, si hacemos las cosas que hacen ellos es pensar conceptualmente opuesto a lo que pensaba Pablo.

    Por gracia de Dios la misma palabra griega que se utiliza en el v19 para definir “siervo”, (me he hecho siervo de todos), es la misma que se utiliza cuando decimos que somos siervos de Dios, que el lector no piense que esto es de difícil comprensión. 

    Pablo dice claramente: me he hecho siervo de todos, el no está diciendo “me comporto como ellos”, “hablo como ellos”, el afirma que el está al servicio de todos.

    De ninguna forma podemos creer que Pablo estaba inventando una “Doctrina de mimetización con el mundo”. Con el fin de evangelizar no existe el “vale todo”, porque el mismo Pablo es quien dice a los Efesios que no participen de las obras infructuosas de las tinieblas sino mas bien les anima a reprenderlas.

    Hermano se que es dificil transitar por este mundo sin que se nos peguen las cosas que este propone, su cultura, su mentalidad, al fin y al cabo es un sistema gobernado por el maligno.

    Pero también sabemos que si queremos tener mentalidad de Reino será necesario que ciertas cosas las comencemos a reprender y que finalmente podamos ser luz en medio de las tinieblas, y que una cosa es estar al servicio de quien nos necesite y otra muy diferente es mimetizarnos con ellos.

    Pablo dice que todo nos es lícito mas no todo nos conviene.

    Hermano es tiempo de que volvamos a ser diferentes.

    No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra. El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.

    GALATAS 6:7-8 (NVI)

     

    Gustavo Furnier

  • GENTILES

    Saulo de Tarso fue llamado para la difícil la labor de pregonar y padecer por el evangelio, (Hechos 9:16), si bien no estuvo físicamente con Jesús, su encuentro con El fue tan tremendo que cambió radicalmente su vida y sus aspiraciones. Fue por medio de ese encuentro que Saulo se convirtió en el Pablo que hoy todos conocemos y admiramos. 

    Su llamamiento fue claro y consistía en llevar el evangelio en presencia de los gentiles, de los reyes, y de los hijos de Israel (Hechos 9:15).

    Hoy en día cuando consideramos su despliegue comprendemos que cumplió perfectamente cada una de las fases de su ministerio. Pero hay algo que realmente podemos destacar de su obra y es el hecho de haber llevado el mensaje del evangelio a un pueblo gentil, aquellos que por naturaleza estaban excluidos de esa honra.

    Corinto, Galacia, Tesalónica, Filipos, Colosas, entre otros nos dan cuenta de la poderosa obra evangelística que este gran hombre de Dios realizó a favor de aquellos que no provenían de raíces judías.

    Sabemos que cada vez que Pablo arribaba a una ciudad inmediatamente buscaba una sinagoga y cuenta la Palabra que allí discutía por semanas con ellos, en la mayoría de los casos la concurrencia quedaba dividida, pero de una manera u otra quienes eran "su pueblo", los de su propia "sangre" lo rechazaban, lo apedreaban y en muchos casos lo expulsaban de sus ciudades, mientras que algunos gentiles creían.

    Hoy las cosas son bien diferentes, ya no existe una división tan marcada entre judíos y gentiles. El pueblo de Dios se ha extendido cruzando transversalmente todas las razas de la tierra, hoy su pueblo se llama iglesia, y todo esto por la obra pionera de aquel siervo que obedeció fielmente a su llamado y realizó una obra que tuvo su epicentro allá en Antioquía.


    ¿Quiénes son los gentiles en la actualidad?

    Ya lejos de cuestiones políticas, geográficas y religiosas afirmamos que el pueblo de Dios en la actualidad es LA IGLESIA. Entonces, ¿Quiénes son los gentiles?

    Si en la actualidad Dios llamara nuevamente a Pablo, y si me lo permite, haciendo un paralelismo, me pregunto: ¿A quienes le predicaría? O, dicho de otra manera, ¿Quienes recibirían con mayor entusiasmo su mensaje?

    No sería una locura pensar que Pablo hoy sería nuevamente repudiado por "su pueblo", tal como lo fue en aquel entonces. ¿Lo recibiríamos en nuestros templos?, ¿Lo aceptaríamos en nuestras ciudades?.

    En este paralelo con la historia tiene sentido pensar que hallaría mayor aceptación entre los "gentiles" modernos, que son aquellos que están fuera de toda estructura evangélica, aquellos que tienen fe en cualquier cosa que le viene a la mano y que a la vez evidencian la necesidad de recibir un mensaje que transforme sus vidas. Los gentiles ya no somos nosotros.

    Citando a Pablo, "ojalá me tolerasen un poco de locura", y me dejaran pensar que si Dios levantara hoy un "Pablo" donde peor lo recibiríamos sería en nuestros templos, y que por ende no pasaría demasiado tiempo allí, quizás ni siquiera se sentiría a gusto y como si fuera poco discutiría con nosotros tratando de doblegar nuestras fortalezas religiosas. 

    En fin, creo que Pablo rápidamente se daría cuenta de que en el contexto de la iglesia actual correría riesgos de no poder cumplir acabadamente su ministerio, poniendo su propia vida en juego o bien siendo víctima de la exaltación desmedida del hombre.

    En Conclusión

    Iglesia, si hoy un Pablo fuese levantado entre nosotros, no vendría con palabras lisonjeras, vendría a confrontarnos con nuestra realidad. Estamos a tiempo de reconsiderar y replantear algunas cosas.

    Iglesia si crees que los "enviados" son solo para consumo propio entonces estarás mirando con un solo ojo el sentido real del llamamiento de aquellos apóstoles pioneros.

    Si hoy decides ignorar que un ministerio de proyección apostólica, si bien es dado para edificación, su efecto real debería verse entre los gentiles, es decir, de puertas para afuera, entonces estarás ignorando el sentir de Dios.

    Iglesia si no haces una autocrítica y reconoces que los apóstoles que hoy promueves y aplaudes no tienen mucho que ver con aquellos que en su propio círculo fueron repudiados, entonces nuevamente estarás generando cargos y puestos de elite en tu seno.

    Iglesia, si hoy Dios levantara al apóstol Pablo no podrías retenerlo en seminarios, congresos o reuniones apostólicas, porque el estaría muy ocupado llevándole el evangelio a los gentiles.

  • OIR ALGO NUEVO

    Pentecostes.jpgBase Bíblica Hechos 17:22-31 

    Pablo aguardaba en el corazón de Grecia que sus amigos Silas y Timoteo se reuniesen con el para continuar así con la predicación del evangelio.  Mientras tanto el predicaba en las sinagogas y en las plazas.

    Unos filósofos epicúreos se acercaron y disputaban con el, aunque quizás el motivo real era escuchar las nuevas enseñanzas sobre de un dios desconocido.   Estos tomaron a Pablo y lo llevaron al Areópago.

    El Areópago era la institución más venerable de Atenas, y, a pesar de que ya no contaba con buena parte de sus antiguas facultades, seguía gozando de gran prestigio; y tenía jurisdicción especial en asuntos de moral y religión por lo que era natural que habiéndo surgido un “predicador de nuevos dioses” (V.18) fuese sometido a su arbitrio (Diccionario Bíblico Certeza). 

    Alguno se apresuraría a comparar esta situación con la que tuvo que atravesar el Señor Jesús cuando fue llevado a comparecer ante el sumo sacerdote en los momentos previos a la crucifixión. Pero nada está mas lejos de la realidad. 

    En este caso el interés no era juzgarle, a los atenienses no les interesaba otra cosa mas que oir algo nuevo (v.21). El único motivo por el cual le habían traído allí era para oir su "Novedosa enseñanza", y la máxima condena que Pablo podría recibir era la burla generalizada.

    Rápidamente repasamos la secuencia de los hechos 

    Pablo puesto en pié en medio y utilizando palabras cordiales reconoció cuán religiosos eran los atenienses, como si fuera una cualidad digna de exaltar pero todos sabemos que en realidad Pablo estaba enardecido por la idolatría de éstos (V.16),  quizás consideró que era necesario destacar esta apertura espiritual con el fin de captar la atención y así exponer la totalidad de su mensaje. 

    En su discurso Pablo avanza un paso mas y se apropia de un altar que ellos tenían dedicado al “dios no conocido” afirmando que este era el Dios contenido en su mensaje.  Que cosa sería mejor para un desesperado por oir cosas nuevas que alguien venga a presentarles al dios que habían venerado hasta ahora en ignorancia.   Personalmente imagino que en ese momento los sabios griegos estarían frotandose las manos al pensar que estaban a minutos de descrubrir "lo nuevo". 

    Además de Zeus, Hera, Hefesto, Artemis, Hécate, Apolo, Atenea, Hades, Poseídon, Ares, y ahora poseerían "la novedad". 

    Meditemos acerca de la situación en la que Pablo se encontraba. 

    ¿Cómo hacer para penetrar con el mensaje del evangelio verdadero a una cultura politeísta que tiene dioses para todas las necesidades?


    ¿Podría hablarles de un Dios que prospera teniendo ellos un "dios" que se encargaba de sus asuntos financieros? 

    ¿Podría presentarles a un Dios que da trabajos dignos cuando ellos ya conocían al "dios" del trabajo y el comercio? 

    ¿Era lógico presentarles un Dios que da salud cuando ellos creían en una "deidad" que le había enseñado el arte de la medicina a los humanos? 

    Ni siquiera alcanzaba con un dios que conoce el futuro ya que ellos veneraban a "Apolos" de quien decían que podía otorgar el don de la profecía a aquellos mortales que amaba. 

    Ni el amor, ni el dinero, ni la salud, ni dones especiales sorprenderían a aquellos atenienses.

    Pablo tenía que presentarles al verdadero Dios que está por encima de todas esas cuestiones y que está mas interesado en el corazón del hombre mas que en llenar sus bolsillos.

    Nos preguntamos:


    ¿Cuanto de Grecia hay en la sociedad de hoy? ¿Cuanto de Grecia hay en los cristianos actuales? y... ¿Cuantos "dioses" estamos presentándoles a las personas?  Uno predica la prosperidad, el otro la sanidad, otro los ministerios mas importantes.


    El único Dios acerca del cual Pablo podía predicarles era "aquel no conocido", dandonos a entender que teniendo el conocimiento solo de algunas añadiduras no nos da la garantía de que le conozcamos a EL. 

    El Dios del cual Pablo comienza a predicarles es el Dios que HOY debe ser anunciado, y no es el que solo se queda en la promesa de prosperidad, de sanidad o de ministerios, es aquel que primero manda que todos los hombres en todo lugar se ARREPIENTAN. Es aquel que nos habla de que un día juzgará al mundo con justicia a través de Cristo a quien resucitó de los muertos.  

    Obviamente, ante tal mensaje, la burla de la mayoría no se hizo esperar, pero no importa porque también leemos la siguiente afirmación, "MAS ALGUNOS CREYERON".

    Termino con esto:

    Iglesia, no se detrás de que cosas andas, este es otro llamado a centrarnos en Aquel que quiere ser dejar de ser un "desconocido" en nuestra vida y nuestros cultos para pasar a ser el centro de tu vida, de tu culto y de tu predicación.

    Asi sea.

    Gustavo Furnier

  • SATISFACCION

    aaalumnosolo.jpgGal 4:15 ¿Dónde, pues, está esa satisfacción que experimentabais?

    Los Gálatas eran tan humanos y tan cristianos como podemos ser nosotros hoy en día y quizás a través de este solo versículo quede expuesto el origen de muchas de las consecuencias que luego tuvieron que padecer.

    No tenemos que esforzarnos demasiado para reconocer que en los comienzos de cualquier cosa que hacemos el nivel de satisfacción está muy por encima que aquel que, con el paso del tiempo, experimentamos. Sean cuales fueren las razones, la tendencia es mirar con un sesgo de menosprecio a aquello que alguna vez tuvimos por valioso.

    Seguramente es parte de nuestro comportamiento humano y el ser cristianos, aparentemente, no nos exime de sucumbir en aquello que Pablo no dice pero si da por sobreentendido: LA INSATISFACCIÓN.

    Es evidente que la satisfacción o insatisfacción no tienen relación con Dios. Dios, el centro de nuestra fe y en quien creemos aún sin haberle visto no nos decepcionará jamás.

    Por lo cual debemos pensar entonces que la insatisfacción viene por otras causas en las cuales Dios no tiene absolutamente nada que ver. Ahí es donde debemos poner el foco y examinar nuestras vidas.

    ¿POR QUÉ PODEMOS SENTIRNOS INSATISFECHOS?

    Por todo esto enumero aquí solo algunas de las razones por las que, desde mi punto de vista, podemos sentirnos de esta manera:

    La manera en la que puedo (o no) ejercer mi ministerio.
    Las actividades rutinarias.
    La religiosidad.
    La forma de culto en mi iglesia local.
    Las relaciones personales.
    Las decepciones acumuladas.
    La soledad en el ministerio.
    La falta de responsabilidad en los demás.
    La falta de visión (profética) detrás de todo lo que hacemos.
    Los objetivos impuestos que generalmente son inalcanzables.
    La falta de claridad en los objetivos.
    El orgullo personal que me hace ver a los demás como en inferioridad.


    Etc, etc, etc. 

    Pero para cerrar el concepto.  
    Si el problema no es nuestra relación con Dios (deberíamos examinarla), entonces el problema es con nosotros y con nuestra forma de vida en Cristo.

    Debo saber que la insatisfacción nace y muere en mi mismo y que ella puede llevarme a terminar en la carne.

    Yo no he escrito esto para que a partir de hoy nos determinemos a nunca mas estar insatisfechos ¡NO!. 

    Lo que si quiero dejarte (y dejarme) es una especie de recordatorio, un llamado de atención, para que seamos sabios y decidamos vivir una vida en Cristo normal. Y para ello no tenemos que llamar la atención de Dios con grandes emprendimientos que mas tarde nos dejarán por el piso. 

    Termino con la otra parte del versículo:

    “Porque os doy testimonio de que si hubieseis podido, os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos.”

    Dios no nos está pidiendo los ojos, ni nada de eso, el solo pide lo que dice en Miqueas 6:8 (harías bien en leerlo) y que te goces en El y solamente en EL.

    Creo que Dios está esperando ver un pueblo sincero que no necesite de fuentes externas de satisfacción, PORQUE EL ES NUESTRA SATISFACCIÓN.

     

    Gustavo Furnier

  • CUANDO EL CLAMOR SE VUELVE EN CONTRA

    Praying-Hands.jpgNo se si llegamos a tener plena consciencia de lo que sucede cuando clamamos a Dios por una nación en crisis. 
    Como creador y soberano, Dios se reserva el derecho de actuar conforme a su perfecta voluntad.

    Leyendo al profeta Habacuc encuentro que el estaba clamando a Dios porque era agobiante el estado de su nación a causa de las iniquidades:

    ¿Hasta cuando clamaré y no oirás?
    ¿Hasta cuando tendré que continuar viendo estas cosas?
    Destrucción, violencia, corrupción, injusticias, llenan la tierra y a mi me llenan de indignación, decía, entre otras cosas, el profeta.

    Esto me llevó a revisar nuestras oraciones y reconocer que cuando clamamos a Dios por lo que ocurre en nuestra tierra muchas veces esperamos que la respuesta sea: “Yo lo resolveré”, cuando en realidad lo que nos toca es esperar a que El haga lo que desee hacer.

    ¿Le estaremos dando a Dios un indicio de lo que tiene que hacer o esperaremos a que El se manifieste a su manera?.

    Por supuesto que Dios respondió a Habacuc diciéndole que iba movilizar a Babilonia y que ellos vendrían sobre Judá para destruirlos.

    Si Dios hiciera eso hoy con nuestra nación diríamos, ¡Señor, estoy clamando por mi nación y en vez de salvarla permites que la destruyan!

    Entiendo que muchas veces hemos orado asegurando los resultados. Pero no es así, o no debería ser así.

    Pensemos: 
    ¿Si una parte de la iglesia ha estado clamando a Dios por su nación y El derrumbe económico es la respuesta a ese clamor?
    ¿Si una parte de la iglesia ha estado clamando por su nación y Dios permite que el peor de los candidatos acceda a la presidencia?
    ¿Si clamamos por nuestra nación y Dios permite que ésta entre en guerra con otra?


    ¿No será que Dios actúa de maneras que no podremos entender a menos que tomemos una postura de siervo esperando ver su manifestación?

    Volvamos a la historia, Habacuc, no se quedó allí sino que se levantó en queja ante Dios diciendo: ¿Quieres utilizar a un pueblo impío para ajusticiar a uno mas justo que el?

    Realmente no es sencillo comprender los modos de obrar de Dios. Aprendamos un poco mas de Habacuc:

    En el capítulo 2 Habacuc comienza por determinar la actitud que tendrá ante tal incompresión, y dice: estaré en alerta, pondré mi pié firme sobre mi fortaleza y velaré a la espera de que Dios responda tocante a mi queja.

    La actitud de un verdadero siervo del Señor es la que manifiesta el profeta. En otras palabras, el dice: no comprendo lo que vas a hacer pero esperaré en alerta, firme en ti Señor y velando para ver lo que dirás.

    Hermanos de todas las naciones, sabemos que los tiempos que estamos atravesando son decisivos para la humanidad, y ya no se trata de si mañana vacas en los corrales, ovejas en las majadas o dinero en los bolsillos, se trata de saber si vamos a proclamar que Dios es nuestro Señor y que es el nuestra salvación a pesar de todo lo que permita que suceda.

    Iglesia, sabemos que cielos y tierras pasarán y mas pronto de lo que pensamos, pero está escrito que su Palabra no pasará.

    Continúa levantando clamor pero no te adelantes a las respuestas, quizás cuando Dios responda con hechos no se parezca en nada a la respuesta que esperabas, pero el oye el clamor de su pueblo y de seguro que responde, recuerda que cuando proclamemos paz y seguridad vendrá hambre y destrucción, esto también es para nosotros.

    Dios oyó el clamor de Israel cuando estaba en Egipto y oirá el clamor de su iglesia en el día presente, no te asustes de lo que sobrevendrá sobre el mundo en los próximos meses.
    Quizás sientas que tu clamor se te vuelve en contra, pero no dejes de clamar, porque Dios sigue teniendo el control de la situación.


    Habacuc 3:2 Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí.
    Habacuc 3:16 Oí, y se conmovieron mis entrañas; A la voz temblaron mis labios; Pudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecí; 

    Gustavo Furnier

  • EN MEDIO DEL DOLOR

    hombre_desierto.jpg

    ¿Le ha sucedido alguna vez atravesar un momento bien difícil siendo un fiel cristiano?
    Lo de fiel lo digo solo para resaltar la idea, será el Señor quien lo diga, volvamos a la pregunta:

    ¿Le ha sucedido alguna vez atravesar un momento bien dificil siendo un fiel cristiano?No existe cristiano sobre la faz de la tierra que no haya tenido que atravesar tiempos difíciles.
    Esos momentos donde generalmente dejamos de hablar de la fe a los demás y debemos evidenciar las pruebas de esa fe a nosotros mismos.

    Quiero ser sincero, por estos momentos yo estoy atravesando un tiempo difícil y reflexionando acerca de esto me he dado cuenta de que tan poco preparados estamos los cristianos para atravesar estas situaciones en plena victoria espiritual a pesar de que tenemos un Señor que, según dice del profeta Isaías, fue experimentado en quebrantos.

    Ante estas situaciones he considerado que existen todo tipo de reacciones y algunas de ellas suelen ser de las mas llamativas.

    Muchas veces experimentamos un escapismo que perdura hasta que la situación pasa y todo se acabó.  Otras veces resistimos mas de lo que podemos, pero de una manera u otra está siempre la expectativa de que todo pase al fin.

    ¿Pero que sucede mientras tanto?

    ¿Podremos acaso experimentar la paz que experimentó Jesús cuando estaba en la barca en medio de la tormenta?  O ¿Debemos sufrir esperando el final?.

    Ya sea que termine o que continúe la situación ¿Podemos estar seguros de que todo está en las manos de Dios y que el conoce todas las cosas? o ¿Seguiremos esperando que todo pase?

    Por cierto que esa es la parte mas difícil.  Confiar, creer y esperar.  Recordemos esta historia, Elías estaba viviendo sus últimas horas en este mundo, (Dios le había manifestado que un torbellino lo arrebataría), y creo yo que cuando le dió a Eliséo la posibilidad de que pidiera algo que pudiera hacer por el, seguramente no esperaba esa petición, Elías quedó sorprendido porque Eliseo pidió: “dame una doble porción de tu espíritu”, por lo que solo pudo responder: “cosa difícil has pedido”.

    Puede ser que Elías supiera cuan difícil era darle a Elíseo lo que le pedía pero pensemos también cuan difícil era brindarle algo espiritual a su discípulo cuando estaba pasando este momento de crisis.

    A todos los cristianos nos sucede, y mucho mas aún a lo que nos toca vivir estos tiempos.
    Piense:  Cuán difícil es continuar ministrando en medio del dolor, en medio de la crisis, en medio del desconcierto.  Cuán dificil es seguir predicando cuando las cosas no nos están saliendo bien.

    Debemos reconocer que no estamos preparados adecuadamente para enfrentar tiempos de quebranto, tiempos de dolor, tiempos de angustias. Debemos reconocer que nos han hablado mas de cómo disfrutar de los éxitos que de cómo pararnos y enfrentar las pruebas.  Debemos reconocer que quizás también huiríamos en vez de estar a los pies de la cruz.

    Mientras los cristianos que nos precedieron daban sus vidas entonando himnos al Señor, hoy ¿Nos enojaremos con Dios cuando nos toque vivir tiempos cruentos?

    ¿Pensaremos como Job o como su esposa?

    Hermanos, y amigos, si bien no se como terminará la historia, quisiera estar cerca en medio del dolor, no quiero esperar a la conclusión de los hechos para gritar Gloria a Dios, (por supuesto que lo haré), sino quiero hoy evidenciar la gloria de Dios.

    Esteban recibía las piedras y su rostro resplandecía mas y mas, era como de un ángel del Señor, y eso es lo que le pido a mi Rey, hazme brillar en medio de la adversidad, manifiéstate Señor en medio de los tiempos, aviva tu obra, dala a conocer, acuérdate de la misericordia en medio de la ira. ¡Gracias Señor! Porque te vales de todo esto para templar nuestras vidas.

    Gustavo Furnier

     

    NOTA COMPLEMENTARIA DEL 08-FEB-09


    QUIERO SER JUSTO Y AGRADECIDO CON NUESTRO DIOS TODOPODEROSO.

    A ESTA ALTURA PUEDO AFIRMAR QUE DIOS HIZO EL MILAGRO EN ESTA PRUEBA QUE ESTABAMOS

    ATRAVEZANDO JUNTO A MI FAMILIA.

    SOLO RESTA DECIR UNA COSA: CUALQUIERA SEA LA PRUEBA QUE ESTES PASANDO TE ANIMO A QUE

    CREAS.  TAN SOLO CREE Y VERAS LA GLORIA DE DIOS.

    SABEMOS QUE ESTA NO SERA LA ULTIMA PRUEBA, VENDRAN OTRAS PERO NO IMPORTA LO QUE TENGAMOS

    POR DELANTE, DE ESTE LADO SOLO DEBE HABER FE.

    BENDICIONES

  • TARSIS (O COMO ALEJARSE DE SU PRESENCIA)

    ce4cecd5aa0600eba7743b51a1dbdd63.jpgLeemos en la Palabra de Dios el conocido relato de la vida del profeta Jonás.
    Desde pequeños la hemos escuchado tantas veces que hoy vale la pena leerla detenidamente para que, de algún modo, podamos quitarle el velo que quizás el lenguaje infantil le ha colocado.

    En los primeros tres versículos tenemos suficiente como para meditar un largo rato.
    Jonás recibe el llamado del Señor para ir hacia Ninive pero, dice la Palabra, que en cambio el se levantó para huir de la “presencia de Jehová” (v3)

    Que llamativo es que quien relata lo exprese de esta manera. No nos dice que Jonás se rehusó a ir a Ninive, aunque esa era la consecuencia directa, sino que afirma claramente que el quería huir de la “presencia de Jehová”. Con ese pensamiento anidado en su mente es que elige Tarsis como destino.

    Creo que cada uno de nosotros tomamos decisiones que, si bien al principio parecen ser casuales, finalmente notamos que responden a lo que tenemos en el corazón.

    Geográficamente Tarsis se ubicaba en el extremo opuesto a Ninive, esto ilustra como se manifiesta la desobediencia, siempre es en sentido contrario a la voluntad de Dios.

    Pero prestemos atención a este detalle, Tarsis, según los historiadores, era una ciudad muy rica en oro, plata, marfil, minerales y animales. Según 1ra Reyes 10:22 desde allí Salomón recibía, cada tres años, barcos que traían un preciado cargamento.

    "Porque el rey tenía en el mar una flota de naves de Tarsis, con la flota de Hiram. Una vez cada tres años venía la flota de Tarsis, y traía oro, plata, marfil, monos y pavos reales."

    Si bien no es mi intención resaltar las alegorías por encima del mensaje concreto que tiene este libro profético no puedo dejar de considerar este detalle contextual que considero no es menor.  

    Pensémoslo de esta manera, Jonás, deseaba alejarse de la presencia de Dios, que mejor que ir a Tarsis, una tierra floreciente, abundante por donde la mire, una tierra que brindaba seguridad en vez de ir a una tierra corrompida, con destino de juicio y pronta a desaparecer como lo era Ninive.

    Yo se que usted lo ha leído pero vuelva a leer estas palabras de Jesús que reproduce Mateo 16:4: 

    "La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás."

    Pensemos: ¿Cuál es la señal del profeta Jonás?, (No pretendo desvirtuar la Palabra de Dios para justificar mi idea), se que la señal es que estuvo tres días en el vientre de un gran pez, de la misma manera Cristo estaría ese período de tiempo en el sepulcro, el mismo Jesús lo anticipaba y lo podemos leer en Mateo 12:39.
     
    Pero considero que también es una señal para estos últimos días la actitud de Jonás porque es la misma que hoy vemos replicada en muchos siervos que se han alejado del propósito del llamado por ir tras las riquezas y los bienes de este mundo. Tal como Giezi, el siervo de Eliseo, que corrió en busca de la recompensa que su amo no había aceptado renunciando así a gozar de la “presencia de Dios” hoy son muchos los que persiguen esos mismos tesoros en vez de aguardar en paz la provisión salarial que Dios ha prometido a sus siervos dignos.

    Hoy como ayer seguimos oyendo la clara advertencia que nos hace Jesús cuando nos dice: “Donde esté tu tesoro estará tu corazón”.

    Hermanos, nada de lo que hagamos responde a una mera casualidad, todo, absolutamente todo lo que hacemos o decimos tiene su epicentro en el corazón. Lo creamos o no.

    GUSTAVO FURNIER
    AGO-08 

  • SEÑALES DE UNA FE EN CRISIS

    d1752180fd9fa35c01c859bb18655544.jpegCOMPARTO CON UDS. ESTAS SEÑALES DE ALERTA QUE TE AYUDARÁN A EVALUAR

    EL ESTADO ESPIRITUAL EN QUE TE ENCUENTRAS.  NO SON LAS UNICAS SEÑALES, PERO

    DE ALGUNA MANERA REPRESENTAN LAS RAICES DE LOS MALES  MAS COMUNES QUE HOY

    HAN INVADIDO A LA IGLESIA.

    TE ANIMO A LEER LOS VERSICULOS QUE SE CITAN.

     

    ------------------------------------------------------ 

    1. Siempre estás necesitando de alguna motivación "extra" para seguir en el camino del Señor. (Ef 1:22)

    2. Ya no sientes saciedad espiritual en Su Presencia. Te resulta complejo buscar al Señor. (Is. 65:)

    3. Buscas con mas intensidad modelos humanos a imitar en vez de mirar con la misma intensidad a Cristo. (Heb. 12:2)

    4. Tu salvación, de alguna manera, reposa en tus obras, tu propia firmeza e incluso en tu decisión de fé. (1ra Co 10:12, Tito 3:5)

    5. Te atraen razonamientos modernos aunque tengan un fundamento bíblico dudoso o ni siquiera lo tengan. (Tito 1:13-14)

    6. Sientes que aún lo poco hecho de corazón para el Señor no ha servido, no satisface a Dios y no hay forma de satisfacerlo. (Ef. 2:9, Mt 11:29)

    7. (A quienes predican). Te sientes en la obligación de predicar siempre algo nuevo, algo que impacte, algo que sacuda al auditorio cada vez que te enseñas. (Hec 17:21, 2da Tim 4:3-5, Hch 10:39, 1:8)