28/09/07

COSAS GRANDES Y OCULTAS

Jeremías 33:3
Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Leyendo la Biblia desde una visión humanista y egocéntrica hemos hecho de este versículo la llave para acceder a aquellas cosas grandes y ocultas que Dios nos mostrará.  Parece que tan solo basta con clamar y Dios, como si fuese el “Genio de la lámpara”, comenzará a revelar sus secretos.

97c95b18e78b76d62f857c849bcf45e0.jpgIncluso he oído a muchos clamar así: “muéstranos Señor aquellas cosas grandes y ocultas que nos prometiste”. Pero creo yo que lejos están estas palabras de alentarnos a clamar así.  Si leemos detenidamente el contexto veremos que estamos frente a un mensaje lleno de promesas de libertad, misericordia, paz y restauración.

Pero, ¿Por qué hemos de centrarnos solo en las cosas "grandes y ocultas" cuando Dios está hablandonos de libertad, misericordia, paz y restauración?

Simplemente porque somos atraídos por ellas, queremos conocer lo oculto y nos gusta que Dios nos revele cosas grandes, pero desde el Edén esto es así,  hoy también es el anhelo de muchos.

Pero en estos días el Señor me llevó a un tiempo de reflexión acerca de estas palabras y me dijo:

¿Cómo te sentirías si las cosas grandes y ocultas que te muestre sean tus propios pecados?

Vea lo que dijo El salmista:

Salmo 25:11 Por amor de tu nombre, oh Jehová, Perdonarás también mi pecado, que es grande.

Y luego:

Salmo 69:5 Dios, tú conoces mi insensatez, Y mis pecados no te son ocultos.

Si hay algo que para nosotros realmente es “grande y oculto” es nuestra propia condición.  Engañoso es el corazón mas que todas las cosas y perverso, ¿Quién lo conocerá? dijo Jeremías.

Luego hice esta experiencia con algunas personas, les pregunté ¿Quisieras que Dios te muestre cosas grandes y ocultas que no conoces? Por supuesto que todos respondieron afirmativamente y de manera entusiasta, es totalmente natural. Pero cuando Dios nos confronta con nuestras “cosas ocultas” no tenemos mas que caer a sus pies arrepentidos.

David le decía a Dios: ¡Escudriña mi corazón y ve si hay en mi camino de perversidad! ¿cómo cree que le hablaba a Dios? Personalmente creo que el clamaba.  ¿Cuántos hoy quisieran clamar asi?

Creo que la mayor experiencia que podemos experimentar en nuestra vida en Cristo no será la “cantidad” de revelación que podamos tener, sino que tantas de esas cosas "grandes y ocultas" que el nos haya mostrado ya no están dentro nuestro.  Pongamonos a cuenta con El.

Dios te bendiga.

Gustavo Furnier

Comentarios

Bastante acertado el comentario. Creo que revisando el contexto del libro de jeremías nos podemos dar cuante de lo "gran" apartado de Dios que se encontraban; pero ellos creian que estaban en la voluntad de Dios(les era "oculta" su condición real).
Dios te bendiga hermano

Anotado por: Pedro Osorio | 28/09/07

Responder a este comentario

Muy buenos días, recibe un abrazo Infinito y gracias por ese articulo que te atreves a publicar.
La pregunta es por que te centras en el pecado de tu corazón, si Dios en su Infinito Amor ya te ha perdonado todo y para El eres perfecto por que tu eres hijo del perfecto y Dios conoce exactamente lo que deseas y como es tu corazón. Y en este momento te digo que si deseas saber cosas grandes y ocultas Dios te da todo lo que le pidas por que sé y tengo la experiencia que Dios todo lo que le pido ya me lo ha dado, bajo la gracias y de manera perfecta, en armonía para todo el mundo.
Un saludo y gracias.

Anotado por: Carlos Hernandez | 29/09/07

Responder a este comentario

Hermano Carlos:
En cuanto a lo que comentas, te agradezco tu franqueza, tambien me hace bien.
Ahora bien, por supuesto que yo se que Dios puede y quiere mostrarme cosas grandes y ocultas, tambien lo he experimentado, pero Dios me ha llamado a confrontar algunas cosas que pasan de puertas para adentro de la iglesia. Decir: ¡Hermano clama y Dios responderá...! eso ya lo hacen otros hermanos y mejor que yo.

Ahora, en parte he vivido y en parte he leido que Pablo dice: ¿Quien me librará de este cuerpo mortal? Lo dijo Pablo, apostol, no yo... y es que hay un pecado latente, una concupiscencia que no podemos ignorar... podremos ver un homosexual convertido a Cristo, por supuesto que si, pero no debemos ignorar cual es su concupiscencia... ¿podemos ver pastores que se mueven en una uncion poderosa? por supuesto que si, pero son hombres y en su corazon sigue habiendo cosas que solo Dios conoce... ¿Somos salvos? si, pero por algo la palabra dice que cuidemos la salvacion con temor y temblor, ¿Por que dice que el que persevere hasta el fin sera salvo?... simplemente porque hay riesgos de corrupcion mientras estemos en la carne... lo he visto... lo he padecido... he visto pastores que hoy ya no sirven al Dios Viviente... ¿Somos nuevas criaturas? ¿Las cosas viejas pasaron? Amen, Cristo lo hizo posible.... la sangre de Cristo nos limpia de todo pecado... pero antes dice que el que esta en luz como el esta en luz tiene comunión con el cuerpo...

Hermano, si estas en esta realidad te bendigo y alabo a Dios por tu vida... solo tengamos cuidado... no temo decirle a Dios examina mi corazon... en el ultimo de los casos El dirá "Hijo ya te he perdonado" y en otro caso me mostrara y pedire perdon... en fin... eso me mantendrá alerta de mi propio corazon...

Bendiciones hermano... no quiero que esto suene a justificacion orgullosa, solo escribo lo que me viene a mi espiritu luego de orar y poner mis palabras a la luz de LA PALABRA...

Gracias por tu comprensión.

Sigue contendiendo ardientemente por la fe.

Anotado por: Gustavo | 30/09/07

Responder a este comentario

Gustavo, creo plenamente que en la medida que vamos creciendo en el varon perfecto, Cristo Ef.4:13 y mientras estemos en este cuerpo de carne, la obra de santificacion por medio de su Espiritu continuara, lo que no me asegura en el presente que ya este plenamente santificado, se que en este caso lo primero que se debe guardar es el corazon (la actitud) de que el nos puedea mostrar siempre cualquier semilla de pecado oculto que pueda estar en nosotros el cual sino es abotrtada por su sangre presiosa, en el futuro sera algo grande que una ves estuvo oculto.
Bendiciones, Javier.

Anotado por: Javier Kozak | 01/10/07

Responder a este comentario

Dejar un comentario