Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

LA MENTIRA

Por lo tanto, (1) dejando la mentira, (2) hable cada uno a su prójimo con la verdad, porque (3) todos somos miembros de un mismo cuerpo.

Efesios 4:25 (Nueva Versión Internacional) 

 

Personalmente creo que los cristianos somos expertos en examinarnos continuamente pero nunca tendremos los resultados esperados si no prestamos atención a este consejo bíblico acerca de la mentira.  

Algunas reflexiones:

 

(1) Dejando la mentira

Si la Biblia dice que tenemos que dejarla será porque se trata de algo que tenemos incorporado en nuestra naturaleza humana.

Personalmente reconozco que muchos de los problemas que tuve en la vida fueron a raiz de la mentira. 

Nos sorprenderíamos si pudieramos ver la cantidad de pecados que tienen su raíz en la mentira:

Un esposo adultero recurre a la mentira para salvar el pellejo, un hijo adicto a las drogas recurre a la mentira para que sus padres no se percaten de su problema, y asi podríamos enumerar una enorme cantidad de pecados que se apoyan en la mentira. 

Mi consejo: "deje la mentira".

Cuando miento no estoy alineando mi vida con la de Dios y tampoco me estoy haciendo responsable de mis acciones. Cuando miento lo hago por temor, pero tambien por la mala costumbre de mentir.

Luego de ser tratado por Dios en este tema me siento muy desilusionado cuando un siervo de Dios miente.

La Biblia habla de desechar la mentira, por lo tanto tómela y déjela al costado del camino.  Usted y yo no podemos seguir caminando con ella.

 

(2) Hable cada uno a su projimo con la verdad

Esa es la manera correcta de hablar.

Me agrada la "version internacional" porque no dice "Digan la verdad" sino que dice "Hablen CON la verdad"

La verdad no es algo que yo pueda generar, sino que la verdad es el respaldo que tiene cada palabra que emito.

¿Quien es la verdad? Jesús dijo: Yo soy la verdad.

He visto gente decir la verdad pero ya nadie les cree.  ¿Por qué?

Porque la idea es hablar CON la verdad, hablar como si Cristo mismo asintiera con su cabeza a cada palabra que yo digo.

¿Se animaría a mentir si está presente una persona que sabe todo acerca de usted?

Por supuesto que no, yo tampoco.

Entonces hablemos con la verdad.

 

3. Somos todos miembros de un solo cuerpo

Dejar la mentira, hablar con la verdad está estrechamente relacionada con la salud del cuerpo de Cristo.

La mentira es una especie de tumor que afecta al cuerpo.

Para ciertas personas es muy común cambiar las versiones de lo dicho, eso es mentira. 

Algunos necesitan quedar bien con todos, para ello recurren a la mentira.

Pero la Biblia señala que somos un cuerpo, y si la mentira entra por los pies, las manos o la cabeza, terminara afectando al cuerpo entero.

Hay un dicho popular que dice "La mentira tiene patas cortas", en Proverbios dice:

El labio veraz permanecerá para siempre; Mas la lengua mentirosa sólo por un momento.

En conclusión, erradiquemos la mentira primeramente de nuestras vidas, tomemos como norma tener el aval de Cristo cada vez que hablamos y nos estaremos cuidando a nosotros y por ende estaremos cuidando al cuerpo entero.

Por otra parte impidamos que alguien mienta, ¿Cómo?, si detectamos que lo que una persona está diciendo no coincide con la verdad, ¿Por qué hemos de dejarlo?, con mucho amor, saquemos a la luz el pecado de la mentira lo antes posible.

 

Gustavo Furnier

 

Los comentarios son cerrados